Por: Elvin J. Feliciano

Bayamón. Los Indios de Mayagüez del Baloncesto Superior Nacional de Puerto Rico, seleccionaron a sus jugadores de nuevo ingreso, en actividad celebrada en Coliseo Rubén Rodríguez de Bayamón, con la participación de todos las organizaciones del torneo.

Los indígenas seleccionaron a dos mayagüezanos dentro del sorteo, Jadiel Ozuna y Carlos Arroyo.

La primera selección de los Indios fue el armador, Carmelo Betancourt quien jugó con la Universidad de Akron en Ohio y actualmente pertenece al equipo de los Gallitos de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Rio Piedras.

“La llegada de Betancourt lo que busca es darle tiempo de descanso a Cliff Durán y Jezreel De Jesús. Carmelo es un ganador que sabe controlar el juego y eso es lo que estamos buscando”, expresó Franklin Román, Gerente General de la tribu.

La segunda selección de los mayagüezanos fue el armador Carlos Arroyo, jugador de la segunda división de la NCAA con el equipo de Chowan University de Carolina del Norte.

“Arroyo es un jugador alto de 6’ 2” y desarrollado en las ligas menores de Mayagüez. Entendemos por la estructura de jugadores que queremos formar, encaja muy bien en el equipo”, dijo Román.

Entre tanto, el Administrador de los Indios, Carlos Crespo, aclaró por qué Arroyo no fue reclamado como hijo de franquicia y tuvo que ser seleccionado en el sorteo.

“Había una fecha límite para indicarle a la liga aquellos jugadores que serían considerados como hijos de franquicia. Las administraciones pasadas no hicieron los trámites correspondientes para notificarle a la liga que Arroyo era hijo de franquicia. Nosotros llegamos después de esa fecha limite y por eso fuimos detrás de él rápidamente”, señaló Crespo.

Entre tanto, los occidentales completaron sus selecciones con la adquisición del delantero Pedro Fournier, el escolta Alexander Curet y Jadiel Ozuna que puede desempeñarse como “point guard” y/o tirador, todos participantes del torneo de baloncesto de la Liga Atlética Interuniversitaria.

Fournier participa en su primer año con la Universidad Central de Bayamón. Mientras, Ozuna se encuentra en su última participación con los Tigres de la Interamericana. Por su parte, Curet lidera a los Tarzanes del Colegio de Mayagüez.

“Entiendo que escogimos las mejores opciones disponibles al momento. Son jugadores de futuro con un potencial grande de desarrollo y que tienen mucho que aportar a nuestro equipo. Pero que quede claro, cada uno de ellos tiene que asistir a las prácticas para ganarse su posición en el equipo ”, dijo el gerente general.

Edgar Xavier Vargas colaboró con esta nota.